domingo, 27 de septiembre de 2015

¿Porqué los católicos no debemos practicar el Reiki?


Hoy en día  tristemente muchos católicos, talvés por ignorancia, asisten a sesiones de Reiki. Es bueno saber el terreno en el que están pisando, y cuidar nuestro crecimiento espiritual si realmente queremos seguir las enseñanzas de Cristo.
Aquí  les dejo un pequeño análisis de lo que se practica con el reiki
1º- El Reiki pretende domesticar y utilizar la llamada “energía vital universal”. Pero ¿qué es la energía vital universal? (que otros llaman energía cósmica, magnética, “cristica”, etc.). San Pablo habla de las “energías de este mundo de tinieblas” (Ef 6,12). 
Y sabemos que, desde el pecado original, no sólo el hombre está herido, sino que la armonía del mundo queda destruida (Catecismo de la Iglesia Católica Nº 400) y las energías del cosmos son perturbadas por fuerzas malignas: “El mundo entero yace en poder del demonio” (1 Jn 5,19). Así, el que se abre a la “energía universal” se abre a fuerzas que no conoce, y que no son todas buenas.

2º- Reiki se transmite por seminarios de iniciación, al contrario de los dones del Espíritu Santo que no se transmiten de una persona a otra, sino que se reciben como un don gratuito de Dios. Lo que actúa en el Reiki no es el Espíritu Santo (Además, si el Reiki fuera un don de Dios, no se necesitaría ningún dinero).

3º- De hecho, el iniciado se pone en estado de médium, para recibir el Reiki y transmitir este mismo estado de conciencia a otro. Es en este estado de médium que uno se vuelve receptivo a las entidades del mundo oculto. Los exorcistas afirman que ya en la primera iniciación, el espíritu del mal entra en la persona. Los que así adquieren los poderes de la Bestia son capaces de emitir “vibraciones de sanación” o mensajes concientes o inconcientes que pueden influenciar, en forma positiva o negativa, a las personas, las situaciones, los animales y hasta la materia.

4º- El reikista termina abriéndose a los llamados “maestros guías” o “espíritus guías”, que son voces interiores que le hablan. Nos preguntamos: ¿Quiénes son estos “espíritus-guías”, estos “maestros” a los que se someten los reikistas? Si no son Jesucristo, ni Dios, ni el Espíritu Santo, entonces ¿quiénes son?  
La Biblia habla de estas fuerzas que dirigen el universo, y que Jesucristo despojó de su poder de muerte (Col 2.15)… Ha habido casos en que una persona que cuando quiso dejar el Reiki, estos “guías” se desenmascararon, empezaron a insultarla y amenazarla de todo, día y noche, incluso de muerte. Y cuando rezaba el Rosario, no aguantaban y le suplicaban que pare de rezar. 

5º- El Reiki es panteísta, enseña que el hombre es una simple emanación de la “energía divina cósmica”, y que le basta con tomar conciencia de la misma para tener poderes divinos: ¿No es la misma tentación de la serpiente, “Serán como dioses”? Nosotros creemos que somos creados por un Padre bueno, que quiere compartir con nosotros su amor y su felicidad.

6º- El Reiki cree en la re-encarnación, o sea, no importa lo que haces con tu vida ya que tendrás otras. Es incompatible con la Palabra de Dios, que nos enseña que cada persona, cuerpo y alma, es única e irrepetible, y que morimos una sola vez, después hay un juicio (Heb 9, 27), somos responsables de lo que hacemos con nuestra vida. 

7º-El Reiki, como otras prácticas de la Nueva Era, descarta el cristianismo como culpabilizante e intolerante. Consideran a Jesús simplemente como una de las múltiples re-encarnaciones de un gran “maestro” que ellos conocen por medio de videntes y otras comunicaciones ocultas. Para los cristianos, Jesucristo es Hijo único de Dios, y derramó su sangre en la cruz para perdonar nuestros pecados y salvarnos del infierno, y resucitó para abrirnos el cielo.

8º- El Reiki pretende sanar todos los niveles del ser, físico, mental y espiritual. ¿Sana realmente? 
Aparte del hecho de que la sugestión producida en el psiquismo de los enfermos puede iniciar un proceso de auto-sanación, que no tiene nada que ver con las explicaciones cosmológicas que hacen, puede también haber una mejora temporaria de salud, pero rápidamente aparecen síntomas, los mismos que suelen ocurrir en las prácticas ocultas o espiritismo, y otras enfermedades físicas o psíquicas, divorcios, etc…

Hermanos, tengamos mucho cuidado de no caer en estas prácticas paganas y si conocemos una persona que asista a estas sesiones, hagámosle la advertencia.

¡¡¡Desenmascaremos a Satanás!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se publicarán comentarios ofensivos a la Religión católica, o groseros.
Los comentarios de burlas o bromas serán borrados.
Recuerden que este blog esta dirigido para personas católicas practicantes.
Gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...