martes, 28 de julio de 2015

Efectos que pueden causar los ataques del maligno y Armas para defendernos

Hola, en esta ocasión vamos a comentar acerca de los efectos negativos que puede pasar alguien que esté recibiendo ataques de los demonios contra su persona, en el blog de una persona que estuvo muy metida en la New Age ella ennumera estos efectos:

"Sensaciones más frecuentes y comunes -las que pueden expresar aquellas personas que se acerquen a nosotros en busca de auxilio argumentando la posibilidad de estar poseídas- que, por regla general, se constituyen en evidencias de posibles casos de posesión por parte de un espíritu, desencarnado o ente del bajo astral" que nosotros sabemos que estos seres son los demonios.
Que van desde causar tristeza a ya verdaderamente hacer mucho daño a una persona.

Efectos:

I. Profunda tristeza en el alma.

II. Flashes de rabia -de mayor o menor duración- contra sí mismas.
III. Pensamientos nocivos entre los que figura con frecuencia el del suicidio.
IV. Pérdida de fe en Dios.
V. Soledad ante la vida.
VI. Falta de amor y cariño por parte de los demás hacia ellas y viceversa.
VII. Dichas personas se sienten encerradas en sí mismas, convertidas en auténticas anacoretas a las que molesta todo tipo de relación social.
VIII. Depresiones profundas.
IX. Estados de ausencia; extraños vacíos mentales sin recordar qué han pensado, vivido o sentido en el transcurso de los mismos.
X. Oyen voces extrañas que hablan en el interior de sus pensamientos susurrándoles “consejos” escalofriantes, encaminados todos ellos a cometer acciones perniciosas, lascivas, e incluso a atentar contra la vida de alguien, incluidos sus seres más queridos. O bien canalizan a supuestos seres de luz que aunque suenan positivos, controlan sus decisiones o les dicen lo que es bueno hacer.  Sueños con seres, personas, vivas o desencarnadas donde les dan mensajes o tienen actividad con esos seres y establecen relaciones personales con ellos.
XI. Visiones que igualmente pueden ser luces, orbes, sombras, o ambas a la vez, mezcladas.
XII. Otro tipo de visiones compuestas por las siluetas de seres maléficos de naturaleza satánica, o animales monstruosos, espectros de difuntos, etc.
XIII. Apariciones sin que tengan conciencia de su realidad o irrealidad, en las que se les muestran figuras humanas con cara de chivo y cuernos, cabezas de cerdo o de toro. Estas figuras suelen metamorfosearse frente a los ojos de la persona supuestamente poseída, adoptando formas diferentes que van desde lo humano a lo demoníaco, pasando por lo animal.
XIV. Aparición súbita de seres angelicales, y también de la Virgen María, de Jesucristo, o de cualquier santo. Son engaños, falsas apariencias con las que esos espíritus negativos pretenden hacerse pasar por lo que no son. También en sueños.
XV. Experimentar la sensación de que “alguien” les toca cuando están dormidos en el lecho, la mayor parte de las veces con finalidad lúbrica o sexual, ya que los toques o caricias suelen notarse en la parte genital o zonas erógenas del “atacado” ó “atacada”. En la Edad Media, estos casos eran atribuidos a íncubos y súcubos. "Hacer el amor" con energías que no están presentes.
XVI. Roturas de objetos situados en lugar seguro, sin que exista explicación lógica y razonable a tales hechos.
XVII. Presencia de sombras, ruidos o desplazamiento de enseres de un lugar a otro de la casa (especie de movimientos telequinésicos) sin causa física justificada.
XVIII. Flashes de asombro y estupefacción, de terror incluso, cuando al mirarse al espejo, en vez de verse reflejada la persona que está frente al vidrio pulido y metalizado, se encuentra con una imagen que no es la suya o que no lo es en su totalidad, llegando a no reconocerse como ella misma.
XIX. Convencimiento psíquico íntimo de que algún mago negro o brujo le está maleficiando, obstruyendo con sus malas artes el natural desenvolvimiento de su vida profesional e íntima.
XX. Súbita repulsión hacia el/la cónyuge en el aspecto sexual, deseando sustituir las anteriores relaciones carnales con él/ella  por actos solitarios de masturbación.
XXI. Reiterados fracasos personales, profesionales, laborales, bursátiles, familiares y deportivos.

Como católicos sabemos la forma de defendernos de estos espíritus demoniacos,

Armas contra los demonios



  • Hacer un buen examen de conciencia (aqui puedes bajar varios formatos de cuestionarios que te ayudarán a reflexionar)
  • Hacer una buena confesión (acercate a algún templo católico y pregunta que día y hora confiesan)
  • Ve a Misa y recibe a Nuestro Señor en la Eucaristía (Èl esta ahí real y verdaderamente aunque no lo podamos ver pero asi es)
  • Lee la Biblia
  • Reza el Rosario esta es una gran arma contra el Demonio
  • Compra un libro del catecismo para que veas como guiar tu vida
  • Usa un escapulario, alguna medalla de la Virgen, y un Crucifijo, todo previamente bendecido
  • Pide agua bendita en el Templo y rocía tu casa habitación 
  • Reza a San Miguel Arcangel para pedir su protección que él es el Angel protector contra el demonio.
  • Aqui oraciones de liberación que puedes rezar y aqui contra los demonios
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    No se publicarán comentarios ofensivos a la Religión católica, o groseros.
    Los comentarios de burlas o bromas serán borrados.
    Recuerden que este blog esta dirigido para personas católicas practicantes.
    Gracias.

    LinkWithin

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...