domingo, 23 de junio de 2013

Nueva Era y música


Actualizado 22 junio 2013


  El demonio anda suelto y parece hacerse cada vez más presente y tener acceso a un número cada vez más grande de personas a través de un cierto tipo de música. Ya hemos tocado el tema de las grandes producciones cinematográficas de claro color New Age. Por otra parte conviene recordar que los vínculos entre Nueva Era y satanismo son clarísimos para el que quiera estudiar, aunque sea superficialmente, los orígenes del movimiento New Age. Baste recordar a Helena Petrovna Hahn Blavatsky, fundadora de la Sociedad Teosófica y que podemos llamar madre ideológica de la Nueva Era.

Es bastante conocido el heavy metal, black metal y otras tendencias similares por sus explícitos mensajes satánicos. Todo parece conducir al maligno: colores oscuros, cadenas, llamas, imágenes satánicas, invitaciones al vicio, o sea al pecado. Las mismas carátulas de los discos están llenas de imágenes terribles.

La música es estridente, desmesuradamente acelerada y los conciertos multitudinarios van siempre acompañados de desorden sexual, alcohol, droga. En esos ambientes son frecuentes los suicidios y en algunos casos el culto explícito al demonio es patente. Pero, aunque algunos grupos hayan alcanzado resonancia, no es una música de masas sino propia de jóvenes débiles, sin horizonte, de tendencia anárquica, sin oficio ni beneficio.

El maligno es astuto y no podía dejar al gran público ajeno a su influencia. El Pop es mucho más atrayente. La gente tiene oídos y la gran mayoría tiene sentido de la armonía. A todo el mundo le gusta una música hermosa y apacible o con fuerza pero llena de sentimiento. Otros, en medio del ruido de nuestra sociedad, buscan un momento de paz y serenidad. No es una novedad que algunas estrellas del Pop han confesado en algún momento que han tenido que hacer un pacto con el demonio para conseguir la fama. El éxito desbordante de cantantes de dudosa genialidad como Lady Gaga podría tener una causa sombría y sus modos no son muy angelicales.

Hablando de ángeles, de monjes, de eternidad y otros conceptos muy espirituales podemos toparnos con una curiosa realidad de la música pop actual. De hecho, este escrito nace por un encuentro casual en internet con un grupo aparentemente muy espiritual.

El grupo “Gregorian” parece evocar el canto gregoriano de antiquísima tradición en la Iglesia católica. Curiosamente los cantantes del grupo usan un hábito monástico de colores extraños.
Esa extraña combinación de negro, rojo, amarillo que hace pensar en el maligno.

Los monjes son personas consagradas a Dios ¿A quién están consagrados estos “monjes”? ¿A quién están cantando en su título “my inmortal”? Si el inmortal no es Dios ¿Quién es? Los ángeles también son inmortales, y los demonios son ángeles… “Nena, únete a mí en la muerte, esta vida no vale la pena vivirla” repiten en inglés. La música es hermosa y envolvente, el mensaje oscuro y misterioso.

Un grupo mucho más conocido, “Evanescence”, también canta a “my immortal”. ¡En Youtube tiene casi 88 millones de entradas! Una dulcísima canción. En el vídeo la cantante se lamenta de sus heridas que no sanan. Aparece casi siempre acostada sobre algún sitio con las manos y los pies vendados, pareciera una estigmatizada o quizás atada al dolor eternamente. Otra vez una canción hermosa con una letra misteriosa.

En otra polémica canción muy bonita “wake me up”, otra letra misteriosa que dice “despiértame desde el lugar oscuro”, parece invitar, según algunos, en los ecos de los vocalistas masculinos a la masturbación. El grupo es marcadamente “oscuro”. La mirada de la cantante es bastante sombría y su rostro angelical parece expresar más bien algo maligno. Su disco más vendido se llama “Fallen” = caído. El angel caído es Satanás.

Otro grande del pop, Robbie Williams, canta a los ángeles y a la eternidad. Son los títulos de dos de sus canciones. En la segunda concluye: “cantaré eternamente esta oscura serenata”. Si de ángeles se trata podemos buscar “healing angels”. Angeles sanadores relacionados con la práctica del reiky y muy presentes en todo el ambiente New Age. Si se miran bien, algunos están revestidos de luz y de hermosura (Luzbell = Lucifer), pero además de su pose sensual y casi sexual, se perciben fácilmente sus rasgos malignos: alas peludas o negras o de dragón o vampiro, etc.

En la cultura moderna lo que normalmente estaba relacionado con Dios y Jesucristo: eternidad, ángeles, monjes, etc. ahora está ligado al culto satánico explícito o implícito. Esto es sólo un pequeño botón de muestra. El demonio anda suelto…



Fuente: Religión en libertad, blog de Dr. Roberto Visier

martes, 18 de junio de 2013

Del movimiento esotérico de los Rosa Cruces volvió a la Iglesia Católica

ir a su web en español
Fabiana un testigo de la gran misericordia de Dios

"Del movimiento esotérico de los Rosa Cruces a convertirse a Cristo y volver a la Iglesia Católica después de peregrinar

Iglesia Católica ha concedido el imprimatur y el nihil obstat en 5 libros escritos por Fabiana sobre su conversión"

Salvada del pecado en 1996

"Queridos hermanos y hermanas, desde que Jesús me pidió que manifieste lo que es la Nueva Era, yo viajo por el mundo entero para dar mi testimonio de conversión, porque Dios me ha pedido atestiguar su Misericordia, ya que en mi vida yo le he ofendido mucho.
Jesús de Amor ha venido a salvar del pecado a la pobre pecadora que soy yo, en 1996.

Después de una peregrinación a Medjugorge, donde yo encontré el amor de la Iglesia y la bondad de la Virgen María, Jesús de Amor me ha liberado de las enseñanzas de la Nueva Era y de la creencia en la reencarnación. En su Misericordia infinita, Jesús de Amor ha venido a decirme cuánto El me ama y me ha dado confianza en su Bondad infinita con tal de que acepte reconocer mis faltas haciendo una buena Confesión privada."

"Yo estaba destinada al Infierno por mi vida de impiedad

Después, Jesús de Amor me pidió escuchar su Palabra, observar sus Mandamientos. Yo no conocía la Ley de Dios que el Señor me pidió defender. Entonces yo tuve que volver a aprender los diez Mandamientos de Dios.
Yo estaba destinada al Infierno por mi vida de impiedad, pero Dios, en su Misericordia infinita, me dejó el tiempo de arrepentirme y me dejó una segunda oportunidad para lograr mi salvación eterna.
Después de mi conversión, Jesús de Amor me dijo que yo era toda su alegría, y la Santísima Virgen María, nuestra queridísima Mamá Celestial, me hizo saber que en mi muerte, Ella me llevaría al Cielo, porque Ella ha visto el sufrimiento que yo soportaba para llevar mi cruz.

Los demonios me atormentaban

Antes de mi conversión, los demonios me atormentaban porque yo amaba el dinero, los placeres del mundo y los placeres de la carne. Entonces, yo fui advertida de que mi alma estaba al fondo del abismo. Para salvarme, Jesús de Amor me pidió adherirme a la pobreza y no hacerle ya sufrir con mi carne.
Yo me decidí a hacer un buen examen de conciencia. Es cierto que yo no vivía los Mandamientos de la Ley de Dios."

Leer el testimonio completo de Fabianna en su web en español:
http://fabienne.guerrero.free.fr/indexespanolnouveau.htm

martes, 11 de junio de 2013

18 preguntas sobre los peligros del «New Age»: La era nueva, los engaños de siempre...


El Cardenal Norberto Rivera Arzobispo de México, elaboró este excelente documento donde despeja muchas dudas acerca de la Nueva Era.            (El cual pueden descargar en PDF aquí)

"Una y otra vez a lo largo de la historia el hombre ha soñado en la llegada de una "edad de oro" para la humanidad, de un mundo feliz y perfecto en el que no hubiera ni enfermedad, ni pobreza, ni guerra, ni hambre, ni limitaciones, ni divisiones. Quisiera ver el universo entero transformarse delante de sus ojos mágicamente y convertirse en algo radicalmente nuevo.

Quisiera librarse definitivamente de la problemática mundial de la que él mismo es la causa. Este sueño sigue vivo y se deja sentir con más vigor que nunca en nuestro día al acercarse el fin del milenio. Nuestro mundo, técnicamente avanzado, pero espiritualmente hambriento, experimenta una profunda desilusión frente al bienestar que no borra su pobreza, a la libertad que no quita su esclavitud y a la ciencia que no despeja su honda incertidumbre.

De unos treinta años para acá se viene formando una ola cultural/filosófica/religiosa que pretende reaccionar contra el presente estado de la humanidad y empujar la humanidad hacia una nueva conciencia, hacia una nueva forma de ser espiritual. A esta ola le llamamos la Nueva Era (New Age) y, hoy por hoy, no hay ningún aspecto de nuestra vida que no ha sentido sus efectos de alguna forma.

Las ideas y los objetivos de la Nueva Era recogen elementos de las religiones orientales, el espiritismo, las terapias alternativas, la psicología transpersonal, la ecología profunda, la astrología, el gnosticismo y otras corrientes. Los mezcla y los comercializa de mil formas, proclamando el inicio de una nueva época para la humanidad. Pero, en el fondo, no parece ser más que otro intento vano del hombre de salvarse a sí mismo haciendo promesas que no puede cumplir y atribuyéndose poderes que no posee

1.¿La Nueva Era es una secta religiosa?

No. La Nueva Era no es una secta, ni una iglesia, ni una religión. Es una forma de ver, pensar y actuar que muchas personas y organizaciones han adoptado para cambiar el mundo según ciertas creencias que tienen en común. Pero no tiene jefe, ni reglas, ni doctrinas fijas, ni disciplina común.

2. ¿Por qué, entonces, se dice que es una "nueva religión"?

La Nueva Era habla de muchas cosas que tocan nuestra fe: Dios, la creación, la vida, la muerte, la meditación, el sentido de nuestra existencia, etc... peroº no es una religión. Toma diversos aspectos de muchas religiones y también de las ciencias y de la literatura y los mezcla con cierta originalidad para dar respuestas fantásticas a las preguntas más importantes de la vida humana. A veces inclusive usa un lenguaje cristiano para expresar ideas muy contrarias al cristianismo.

3. ¿Quiénes pertenecen a la Nueva Era?

Todo tipo de persona puede fomar parte de la Nueva Era. Sus líderes y pensadores suelen ser gente de la "revolución contracultural" de los años 60 y 70 que rechazó los valores y los caminos religiosos tradicionales a favor del libertinaje, de la cultura de la droga, del amor libre y de los experimentos de las comunidades utópicas. Hoy sus ideas están tan difusas que gran número de personas las comparten sin un rechazo formal y evidente de su propia cultura o su estilo de vida.

4. ¿Qué cree la Nueva Era?

Lo típico de la Nueva Era es el espíritu de individualismo que permite a cada quien formular su propia verdad religiosa, filosófica y ética. Pero hay algunas creencias comunes que casi todos los participantes de la Nueva Era comparten:

a) El mundo está por entrar en un período de paz y armonía mundial señalado por la astrología como "la era de acuario".
b) La "era de acuario" será fruto de una nueva conciencia en los hombres. Todas las terapias y técnicas de la Nueva Era pretenden crear esta conciencia y acelerar la venida de la era de acuario.
c) Por esta nueva conciencia el hombre se dará cuenta de sus poderes sobrenaturales y sabrá que no hay ningún Dios fuera de sí mismo.
d) Cada hombre, por tanto, crea su propia verdad. No hay bien y mal, toda experiencia es un paso hacia la conciencia plena de su divinidad.
e) El universo es un ser único y vivo en evolución hacia el pleno conocimiento de sí y el hombre es la manifestación de su auto-conciencia.
f) La naturaleza también forma parte del único ser cósmico y, por tanto, también participa de su divinidad. Todo es "dios" y "dios" está en todo.
g) Todas las religiones son iguales y, en el fondo, dicen lo mismo.
h) Hay "maestros" invisibles que se comunican con personas que ya han alcanzado la nueva conciencia y les instruyen sobre los secretos del cosmos.
i) Todos los hombres viven muchas vidas, se van reencarnando una y otra vez hasta lograr la nueva conciencia y disolverse en la fuerza divina del cosmos.

5. ¿Qué dicen los de la Nueva Era cuando uno les hace ver que estas creencias son pura fantasía?

Cuando alguien no acepta esta absurda visión de Dios, del hombre y del mundo la Nueva Era le dice que su conciencia todavía no está iluminada y que su comprensión está condicionada por esquemas culturales que serán superados en la nueva era.

6. Pero ¿cómo esperan comprobar unas creencias que no corresponden en nada a la realidad?

Normalmente echan mano a testimonios de experiencias subjetivas personales que son tan imposibles de verificar como lo son de desmentir. A veces se apoyan en mitos o en leyendas de las tradiciones de los antiguos pueblos. A veces toman datos de las ciencias y los aplican a la vida espiritual del hombre como si las mismas leyes rigiesen en ambos mundos.

7. Si las cosas están así, ¿qué lugar hay en la Nueva Era para el Dios que se nos reveló en Jesucristo?

Ninguno, el Dios de la fe católica es una persona, el "dios" de la Nueva Era es una fuerza impersonal y anónima. El Dios de la fe católica es Creador de todo, pero no se identifica con nada de lo creado. El "dios" de la Nueva Era es la creación que poco a poco se va dando cuenta de sí mismo. El Dios de la fe católica es infinitamente superior al hombre, pero se inclina hacia él para entrar en amistad con él. El Dios de la fe católica juzgará a cada hombre según su respuesta a ese amor. El "dios" de la Nueva Era es el mismo hombre que está más allá del bien y del mal. En la Nueva Era el amor más alto es el amor a sí mismo.

8. ¿La Nueva Era dice algo de Jesucristo?

La Nueva Era dice que Jesucristo fue un maestro iluminado más entre muchos. Dice que la única diferencia entre Jesucristo y los demás hombres es que El se dio cuenta de su divinidad mientras, la mayoría de los hombres todavía no la descubren. De esta forma la Nueva Era le quita a Jesucristo su carácter único e irrepetible de Hijo de Dios y ridiculizan el hecho de que Dios se hizo hombre para "salvarnos del pecado".-

9. ¿Un católico puede aceptar la creencia en la reencarnación?

NO. En absoluto. La reencarnación es la creencia en una cadena de regresos a esta vida bajo diverso aspecto corporal. Si fuera cierta, mi libertad sería inútil y mis decisiones, luchas, esfuerzos, sacrificios y sufrimientos en la vida no tendrían ningún valor, pues a fin y a cabo tendría que hacerlo todo de nuevo una y otra vez. Si la reencarnación fuera cierta, la pasión y muerte de Cristo no tendrían sentido y su resurrección no nos aseguraría la redención. La resurrección es la transformación definitiva del ser humano y la entrada a la eternidad. Se muere una sola vez y a la muerte sigue la resurrección y el juicio. Como dice San Pablo: "Si nuestra esperanza en Cristo es únicamente para esta vida, ¡somos los más miserables de entre los hombres!" (1 Cor 15,19).

10. ¿La Nueva Era no se confunde con el ecologismo?
No. El verdadero ecologismo busca conservar el planeta y respetar todas las formas de vida, especialmente la vida humana que tiene un valor muy superior a todas las demás ya que el hombre fue hecho "a imagen y semejanza de Dios". El ecologismo exagerado de la Nueva Era dice que el hombre vale lo mismo que una ballena o un monte o un árbol. Llega a considerar al hombre como el peor enemigo del planeta en vez de verle como su guardián y su dueño.

11. ¿Hay también una música que se dice "nueva era"?

Sí. La música "nueva era" se llama así porque se inspira en algunos temas de gran interés para la Nueva Era: la naturaleza, las religiones de los pueblos antiguos, las culturas orientales, etc... Suele ser música instrumental, mezclada con sonidos naturales, a veces muy repetitiva, otras veces sin melodía ninguna.

12. ¿Está mal escuchar esta música?

La música "nueva era" es como cualquier otra música: una combinación de sonidos más o menos agradable al oído. Lo que podría hacerla "mala" sería algún contenido dañoso (la letra) o algún uso irresponsable de la música (vg. para ayudar inducir un estado alterado de conciencia; para provocar sentimientos negativos, etc.).

13. ¿Por qué habla tanto la Nueva Era de "energía"?

Una de las ideas básicas de la Nueva Era es que toda la realidad visible, el hombre incluido, se reduce a una "energía cósmica". Según eso, mientras el cosmos esté en fase evolutiva, su energía se manifiesta de muchas formas: una piedra, el viento, la mente humana, etc... Supuestamente hay cosas, lugares y ejercicios que pueden aumentar nuestra capacidad y nuestro control de esta energía (vg. llevarse puesto un cristal de cuarzo, visitar una pirámide u otro lugar "sagrado" el día del equinoccio primaveral, realizar ciertas posturas del yoga, etc.).

14. ¿Los programas de control mental, sanación y auto-superación son un engaño?

Hay que ver y juzgar cada programa por separado. Pero algunos programas enseñan simples técnicas de relajamiento, concentración, memoria o fortalecimiento de la voluntad que producen resultados inmediatos en sus clientes. A estas técnicas, que no tienen nada de extraordinario, las revisten de un lenguaje pseudo-científico y las ponen como un gran descubrimiento o un secreto de la sabiduría antigua. Frecuentemente se pasa de una terapia psicológica o emocional al mundo espiritual, incorporando elementos del panteísmo, del gnosticismo o de la espiritualidad oriental sin prevenir al cliente. A los resultados más modestos en el campo humano se les atribuye un carácter sobrenatural. De ahí se convence al cliente de sus "poderes especiales", su "conciencia iluminada", o de cualquier cosa. Lo peor es que algunos de estos programas se presentan como un complemento excelente del cristianismo cuando, en el fondo, se basan en conceptos incompatibles con la fe católica.

15. ¿Las nuevas técnicas de meditación sirven?

La Nueva Era no tiene ningún reparo en mezclar formas religiosas de tradiciones muy diversas, aun cuando hay contradicciones de fondo. Hay que recordar que la oración cristiana se basa en la Palabra de Dios, se centra en la persona de Cristo, lleva al diálogo amoroso con Jesucristo y desemboca siempre en la caridad al prójimo. Las técnicas de concentración profunda y los métodos orientales de meditación encierran al sujeto en sí mismo, le impulsan hacia un absoluto impersonal o indefinido y hacen caso omiso del evangelio de Cristo.

16. ¿Y el yoga?

El yoga es, en su esencia, un ejercicio espiritual y corporal nacido de la espiritualidad hindú. Las posturas y ejercicios, aunque se presentan como un simple método, son inseparables de su sentido propio en el contexto del hinduismo. El yoga es una introducción a una tradición religiosa muy ajena al cristianismo. La palabra "yoga" significa "unión". Habría qué preguntarnos: ¿unión con qué?

17. ¿Por qué la Nueva Era da tanta importancia a la astrología, al horóscopo, al tarot, al contacto con los espíritus, etc...?

Las antiguas técnicas de adivinación y el espiritismo siempre han provocado la curiosidad de la gente. La Nueva Era ha señalado un renacimiento del interés en el ocultismo, la magia, la astrología y las prácticas mediánicas. Son corrientes que pretenden dotar al hombre de poderes mentales y espirituales sobrenaturales y colocarlo como dueño absoluto de su propio destino. La Nueva Era borra las distinciones entre materia y espíritu, entre lo real y lo imaginario, entre lo posible y lo imposible. Pero ningún esfuerzo de la Nueva Era logrará conciliar el ocultismo, el esoterismo o el espiritismo con la fe y la vida del católico.


18. Las organizaciones que promueven en la Hispanidad la Nueva Era

De alguna forma se puede llamar promotores de la Nueva Era desde una brujita que hace limpias en la Pirámide del Sol en Teotihuacán hasta famosas personalidades en los medios de comunicación que se dedican a temas de esoterismo comercial y popular. Pero hay algunas organizaciones internacionales que también operan en Hispanoamérica.

Por ejemplo:
La Sociedad Teosófica: fundada en 1875 en Nueva York por la rusa Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891), espiritista y médium. Su doctrina es una mezcla de espiritismo, ocultismo, principios gnósticos y espiritualidad oriental. Las creencias principales de la Sociedad incluyen la reencarnación, la comunicación con maestros desencarnados, el yoga, la astrología.

La Nueva Acrópolis: fundada en Argentina en 1957 por Jorge Angel Livraga. Es un grupo ocultista y gnóstico inspirado principalmente en los escritos de Blavatsky y una mezcla de los conceptos de pensadores antiguos. Sus miembros buscan un estado espiritual superior a través
de sugestivas ceremonias de iniciación y la utilización de muchos símbolos y ritos típicos de grupos paramilitares.

Control Mental Silva: fundado en Laredo, Texas en 1966 por José Silva (n. 1914), consiste en cursos breves de técnicas de control interno y concentración por las que se busca controlar las ondas mentales hasta alcanzar la Sobre-Conciencia o el dominio total de sus estados mentales. El método contiene elementos de espiritismo y sutilmente lleva sus practicantes al panteísmo. Maneja muchos conceptos fundamentales de la Nueva Era y centra la esperanza de salvación en los poderes mentales del hombre. A pesar del hecho de que muchos de los maestros del método hablan un lenguaje "cristiano" y aseguran a sus clientes que el método les ayudará en su vida espiritual, hay elementos substanciales del programa incompatibles con la fe católica. Ultimamente la organización Silva en México se ha dedicado a recabar firmas de sacerdotes y monjas que aprueban el método para facilitar su promoción en ámbitos católicos.

La Meditación Trascendental: fundada en 1958 por Maharishi Mahesh Yogi en India pero no se popularizó hasta 1967, gracias a la publicidad ofrecida por los Beatles y otros artistas famosos de la contra-cultura de los años 60. En su doctrina, que nace del hinduismo, se busca la iluminación de la conciencia por la reflexión personal mediante la repetición de mantras (palabras sagradas) y ritos religiosos. Implícitos en las enseñanzas de la MT son el rechazo de doctrinas esenciales al cristianismo (un Dios personal, la Encarnación, la Resurrección, etc...) la veneración del Maharishi y del Guru Dev como santos y mensajeros divinos.
 
La Gran Fraternidad Universal: fundada en 1948 en Caracas por el francés Serge Reynald de la Ferriére (1916-1962), quien era muy activo con grupos de teosofía, astrología y la masonería. Su doctrina se basa en prácticas astrológicas, esotéricas y ocultistas, y afirma que todas las religiones son iguales, aunque favorece creencias y prácticas hindúes. Presenta un sincretismo religioso que apela a una ciencia superior que es la verdadera base de toda religión.

La Iglesia de Cienciología / Dianética: fundada por L. Ron Hubbard (1911-1986), novelista de ciencia-ficción que en 1950 publicó Dianética: La ciencia moderna de la salud mental, un manual de autoconocimiento y desarrollo de potencialidad humana basada en el análisis de experiencias previas al nacimiento. Las asociaciones de médicos más prestigiosas de los EE.UU. han condenado repetidamente las teorías y las terapias de la Dianética como totalmente carentes de base científica y dañosa para la salud mental. Su teoría es que todos los males humanos son causados por "engramas" o cargas negativas que se graban en lo inconsciente del hombre y provocan estragos continuos. Para librarse hace falta una "audición" de parte de un experto que recomendará una serie de cursos que supuestamente llevará al cliente al estado de "claro" o libre de "engramas".

La reencarnación y las experiencias extra-corporales forman parte de la doctrina de la secta. Hubbard también tiene escritos que atacan duramente al cristianismo. La Iglesia de Cienciología ha sido definida como una secta destructiva y belicosa y sostiene muchas asociaciones de carácter social y humanitario para lograr mayor aceptación en la sociedad, por ejemplo: Narcanon y la Comisión Ciudadana de los Derechos Humanos"



Mensaje:

Muy queridos hermanos y hermanas:

Para una mayor difusión y comprensión del contenido de mi Primera Instrucción Pastoral sobre el New Age, presento a ustedes este folleto "Dieciocho preguntas acerca de la Nueva Era".

Espero que la lectura de la Instrucción Pastoral y las respuestas a las preguntas sobre estos temas de tanta actualidad iluminen su fe y los lleven a amar más Jesucristo y a su Iglesia.

Su hermano y servidor.

+Norberto Rivera Carrera
Arzobispo Primado de México

Fuente: Vicaría de Pastoral

sábado, 1 de junio de 2013

Dejó una secta de artes marciales y probó el budismo: una experiencia demoníaca le cambió


Todo su entrenamiento no le podía salvar
P. J. Ginés/ReL

Tomasz (Tomek) es un polaco que estuvo alejado de Dios desde su adolescencia en los años 90 hasta 2010, cuando volvió a la Iglesia.

Su itinerario fue accidentado: varios años en una secta que le captó usando su amor por las artes marciales, después unos años de vida hedonista, y unos cuantos años más tanteando el budismo. Una noche, una experiencia con lo diabólico le impactó tanto que él, un tipo duro forjado en la lucha y las artes marciales, reconoció que necesitaba a Dios como Señor y Salvador.

Películas de Bruce Lee a los 15 años
Tomasz se crió en una familia católica polaca, creciendo en su adolescencia en una Polonia que dejaba atrás la pesadilla comunista. A los 15 años él era muy aficionado a las películas de artes marciales, especialmente las de Bruce Lee. Estaba paseando de noche con unos amigos del barrio, cuando se les acercó un adulto, un tal Robert "el Verde", conocido en la zona como maestro de artes marciales. Llevaba algunas herramientas de gimnasio de estas artes.

"Se puso a hablar con nosotros como se habla con gente mayor, y eso nos impresionó muchísimo. Nos propuso que fuéramos con él a entrenar". Y así lo hicieron: pero eran entrenamientos muy duros, lo que hacía desistir a los débiles. "No pagábamos por los entrenamientos; hoy me extrañaría, porque un entrenador casi siempre pide pago de las sesiones por adelantado".

Una granja para aprender kung fu

Robert les llevó al cabo de un tiempo a la granja de un amigo. Allí, si ayudaban con algunas tareas, podrían recibir más entrenamiento. Sería su "monasterio shaolin", como en la película Kung Fu. Primero acudían los fines de semana. Luego en jornadas de varios días.

A los padres de Tomek les parecía bien, porque veían que su hijo hacía gimnasia, que no fumaba ni bebía ni iba de discotecas, y fortalecía su cuerpo y carácter. Y es que las reglas de los maestros insistían en comer "comida sana", no beber alcohol, y en la disciplina.

Después descubrió que así como él era discípulo de Robert, éste lo era de Andrzej, el dueño de la granja, que a su vez lo era de un tal Roman, en Varsovia.

Trucos para "controlar la energía"

Robert y Andrzej les hablaron mucho de controlar "la energía". "Nos enseñaban trucos como quebrar alicates con las manos o aplastar nueces con los dedos. Lo veía con mis propios ojos y esas cosas me impresionaban".

Al principio el joven Tomek aún seguía yendo a misa, y de hecho Robert, su maestro le acompañó en algunas misas para jóvenes, pero "Robert nunca hablaba de Dios, sólo hablaba de ´sistema´, de un ´sistema´ que nos apoyaba y llenaba de energía cósmica", recuerda Tomek. Pronto el joven dejó de asistir a la iglesia.

Pasaron unos 5 años, Tomék era un buen alumno, y la mano derecha de Robert. Y entonces unos amigos le mostraron una historia salida en la prensa acerca de una secta que captaba jóvenes mediante clases de artes marciales. En su testimonio de 2012 en la revista "Amaos" Tomek no lo especifica, pero probablemente se trataba del artículo de los periodista J. Jabrzyk y B. Kittel en el diario "Rzeczpospolita" del 10 de junio de 2005 titulado "El club de la lucha". Un tal Roman Danilewicz, alias "Kundalini" (llamado así por la serpiente mística de energía del yoga) era el líder de la secta... y el maestro de Andrzej.

El objetivo de la secta no estaba muy claro: parece que buscaba usar jóvenes como trabajadores, lograr financiación pública con actividades sobre "diálogo de civilizaciones", y apoyar ciertas causas políticas.

El maestro con "poderes curativos"

Robert convenció a Tomek para que no se fuese del grupo. Conoció así al propio Maestro Kundalini. "Tenía unos 60 años, era físicamente muy diestro, y se decía que curaba a la gente con energía cósmica. Uno de mis amigos vio con sus ojos que curaba de cáncer a una mujer. Se supone que de joven el mismo Kundalini padeció una enfermedad incurable, pero se inició en el yoga y se curó mediante una iluminación, aprovechando la fuerza de su propia voluntad", señala Tomek en su testimonio.

Le costó varios años más dejar ese grupo, en cuyas empresas trabajó, a menudo 24 horas al día junto a Robert, su maestro, en viajes de negocios. Pero finalmente consiguió dejarlo. Artículos que leería después le convencerían de que había salido bien parado de un grupo peligroso.

Sexo y hedonismo

Fuera de la secta, Tomek tomó un ritmo de vida egoísta y hedonista, aunque tenía un deseo aún profuno de "ser buena persona". Se enamoró de una mujer casada y se lió sexualmente con ella durante unos 4 años, sabiendo que estaba mal. hecho.

Pero se daba cuenta de que ni su vida profesional en las artes marciales ni su vida sentimental le daban felicidad. Por primera vez, en muchos años se dirigió a Dios y le preguntó por qué era tan infeliz.

"Creo que Dios contestó a mi pregunta, porque algún tiempo después rompí con esa mujer y conocí a Gosia, la que ahora es mi esposa. Mi vida empezó a cambiar un poco". Por ejemplo, antes de casarse por la Iglesia fue a confesarse. Era su segundo trato con Dios. Parecían entrar en una etapa positiva: tenían un hijo, un piso, un coche y estaban juntos.

Salir del cuerpo y "flotar"

Pero estaban lejos de Dios. Él ahora exploraba tres cosas: el budismo, la "energía" oriental y una práctica espiritual: "salir de mi propio cuerpo, lo conseguí tres veces". A su esposa le parecía algo peligroso. "Yo no veía nada peligroso, me parecía que volando y rodando por el más allá podía conocer un mundo distinto, enterarme de lo que sería de nosotros tras la muerte. Pero no dejaba sitio a Dios en mi vida".

Tomek leyó casi todos los libros que encontró del Dalai Lama y pensó que el camino budista y la reencarnación parecían tener sentido.

Fue justo antes de ir a un retiro espiritual católico con su esposa en un convento, por insistencia de ella. Allí les predicaron sobre la oración del Nombre de Jesús: "Señor Jesucristo, ten piedad de mí, pecador", una oración breve que se repite y medita. Fue allí donde vivió la experiencia que le transformó.

Lo demoníaco en la noche

"Llegó la noche. Me acosté para dormir, y sentí que algo me atacaba, como intentando sacarme de mi propio cuerpo. Tengo que decir que siempre quise ser luchador, que era un tipo duro y valiente, pero en ese momento, quizás por primera vez en la vida, estaba asustado como un niño pequeño. No sabía qué era. Empecé a luchar contra esa fuerza, hasta que al fin y al cabo logré librarme de ella y me senté en la cama."

"De repente me di cuenta de que mientras estaba sentado, mi cuerpo seguía estirado detrás de mí. Me horroricé. Me retiré a mi cuerpo y abrí los ojos. Era la una de la noche aproximadamente."

"Cada vez que intentaba cerrar los ojos, algo empezaba a desgarrarme, hasta que al fin vi un lobo que saltó desde debajo de la cama, se echó sobre mí, y empezó a devorar mis órganos internos. Yo, luchador, tenía un miedo terrible. En un momento me desperté y me puse a rezar a Jesucristo con las palabras que nos propusieron en el retiro. ¡Señor Jesucristo, ten piedad de mí, pecador! Y añadía mis propias palabras: ¡y defiéndeme! Por primera vez en mi vida pedía a Cristo que me defendiera".

"Todo desapareció, como si alguna fuerza invisible de verdad me hubiera protegido. Estoy seguro de que en ese momento el Señor Jesús me salvó la vida. Me tocó y me liberó de todo lo que me causaba dolor desde hacía años, aunque no había sido consciente. La noche siguiente dormí bien. Esos dos días en el convento me cambiaron. Hoy me doy cuenta de que no soy tan fuerte como parecía, y que sin Jesús no soy capaz de hacer nada".

Energías, salir del cuerpo...¡peligro!

Tomek termina su testimonio con una adventencia: "no hagáis experimentos con ninguna energía, con salir del cuerpo o cosas parecidas, es muy peligroso y conduce a la posesión demoníaca. Cuando me confesé de ese pecado esa misma noche sentí que estaba flotando en el aire y oí a alguien hablarme: flota, flota, y verás lo bueno que es".

Tomek previene contra la tentación de volver a esas prácticas y avisa de que nada es comparable con estar cerca de Dios, "lo más importante de nuestra vida

Fuente: Religion en libertad

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...